Por lo general, a los españoles no se nos suelen dar bien los idiomas. Y es irónico que nos pase, porque nos tiramos gran parte de nuestra enseñanza aprendiendo inglés. Como dice Luci Gutiérrez, hay dos tipos de personas: los que aprenden un idioma con...

A veces cuando lees un libro y tienes mucho trabajo encima, no lo disfrutas del todo. Para esos momentos, quizá es bueno tener a mano uno entretenido que no requiera mucho tiempo ni mucha atención tampoco. En mi caso, cuando leí "Cuando yo tenía cinco...

Ser mujer es difícil. Puede que suene a un discurso más que dilatado, pero no por ello deja de ser cierto. Desde que nacemos hasta que rozamos la edad adulta, el recorrido de la mujer siempre es algo más complicado que el de un hombre...

¡Por fin! Estas fechas han sido un poco caóticas, y casi no he podido conectarme para publicar entradas. En una semana empiezo los exámenes finales de la carrera y bueno, tengo poco tiempo libre. Aún así, no he querido dejar pasar la oportunidad de subir...

Llevo un par de días alejada de la bloggosfera, pero ya sabéis que las Navidades son unos días un tanto frenéticos. Pese a que tengo poco tiempo para poder conectarme, no quería dejar pasar la oportunidad de desearos una Feliz Navidad.Eso si, aunque estos días...

Hace unas semanas, leí un artículo en Papel en Blanco que me dejó un tanto fría. En el post, se hablaba de los inicios de Amazon. Cuando la empresa americana liderada por Jeff Bezos se abrió, se creó un importante grupo formado por críticos literarios...

¡Hola a todos! Hoy vengo para contaos una novedad del blog. Hasta el momento, la única forma de promocionar los artículos y las entradas de Sweet Paranoia era mediante la página de Facebook. Desde que éste cambiara las normas y el funcionamiento de las páginas,...

  Sabía desde el principio que este libro me iba costar reseñarlo. Cuando me gusta mucho una lectura me cuesta empezar la reseña y elegir que punto abordar primero, con miedo a dejarme en el tintero algo importante para mí de la lectura. Debes intentar ser...

Noviembre ha estado muy bien pero diciembre es un mes repleto de emociones. Por un lado, están las negativas: las entregas de trabajos finales, parciales de última hora, citas a las que hay que ir por cumplir, los malditos villancicos...

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad