Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Entrevistas, proyectos y curiosidades sobre el mundo de la literatura.

PODCAST

Reseñas Literarias

Despojos de Rachel Cusk

Libro Despojos de Rachel Cusk, Editorial Libros del Asteroide

En cuanto leí el argumento de Despojos de Rachel Cusk, sentí una atracción inexplicable ante el libro. Últimamente me gusta apostar cada vez más por aquellas historias que aunque te cuenten cosas que hayas podido leer en otro sitio, se centran en sentimientos y en emociones, y en cómo los hechos que van sucediendo trastocan y envuelven a los protagonistas. Y en este caso, además, la historia se basa en las propias vivencias de la escritora, lo que hace todavía más atractivo el libro.

Ha sido la primera vez que he leído a Rachel Cusk, tras ver cómo la Editorial Libros del Asteroide publicaba cada año libros de esta autora, y debo reconocer que su forma de narrar y su lucidez me han conquistado totalmente. Su discurso está plagado de sinceridad, de vísceras, sombras, luces y reflexiones.

Mi marido y yo nos separamos recientemente y, en cuestión de unas semanas, la vida que habíamos construido juntos se desarmó, como un puzzle convertido en un montón de piezas con los bordes recortados.

Despojos de Rachel Cusk. Página 1.

De qué trata Despojos de Rachel Cusk

Despojos de Rachel Cusk toma como pretexto el matrimonio y el divorcio (real que vivió la escritora) para contar en este ensayo de apenas 172 páginas los sentimientos que le produjo este cambio en su vida. Más que el divorcio o la soledad, Cusk aprovecha este escenario para hablar de la importancia de la esencia individual, de cómo la maternidad desconfigura a las mujeres y de cómo el crecimiento está lleno de confrontaciones. Cásate, o no lo hagas, pero sé independiente, aunque no olvides ser una buena madre y cuidar el vínculo familiar. Debes estar presente pero a la vez tener tu propia vida. Potencia tus habilidades, pero tampoco las conocidas como «femeninas» o te parecerías demasiado a tu madre. Pero debes seguir manteniendo tu esencia, tampoco te acerques al estereotipo masculino.

A lo largo de ocho capítulos va entrelazando sus reflexiones con sucesos de su vida personal: cómo cuidaba a sus dos hijas «sola»; el miedo que le daba la comida al asociarlo a una celebración, a algo feliz; los matrimonios cercanos de amigos y familiares tan diversos y especiales; el miedo a escuchar la casa vacía cuando sus hijas se iban con su padre o el peso de la amistad, que ejerce un increíble apoyo para ella.

Este libro, aun en su brevedad, consigue provocarte un sentimiento muy perturbador al trastocarte y hacerte pensar sobre tantos temas personales. Te desconcierta al enseñarte tantos detalles íntimos que suelen pasar desapercibidos en este tipo de situaciones. Ansiedad, miedo, enfado, confusión, terror, alegría… En Despojos, Rachel Cusk nos deja acompañarla en un viaje maravillosamente honesto plagado de sentimientos y emociones en torno al matrimonio, la pérdida, el divorcio y, en general, a la vida.

Despojos de Rachel Cusk
Interior de Despojos de Rachel Cusk. Traducido por Catalina Martínez Muñoz. A la venta el 1/06/20. Cubierta ilustrada por Coco Davez. Publica: Libros del Asteroide.

Lo que hace especial el libro

A lo largo de las páginas me ha sorprendido la lucidez que Rachel Cusk es capaz de volcar sobre una de los momentos más devastadores para su faceta familiar. Rachel utiliza el pretexto del divorcio para reflexionar en torno a la maternidad, a la paternidad, sobre la sociedad y su papel en él. En concreto, una de las cosas que más le preocupan a la escritora es la capacidad de la maternidad para fomentar la «pérdida del ser».

Según ella, cuando eres madre, entran en conflicto una serie de factores (la tradición, las raíces y cómo te criaron tus padres y lo que la sociedad espera de ti) que poco a poco van desconfigurando tu propio ser, convirtiéndote en algo alejado de lo que eras y en lo que es difícil encontrarte cuando echas la vista atrás. Por ello, cuando el divorcio le obliga a replantearse toda su vida y a enfrentarse a días donde no tiene a sus hijas (y en los que puede deslumbrar algo de su «yo» pre-manternidad), le atraviesa un sentimiento de terror y de pérdida. De no saber cómo actuar, qué hacer o cuáles deben ser sus próximos pasos.


Soy igual que mi madre, solo que al revés

Despojos, de Rachel Cusk. Página 27.

He disfrutado muchísimo de Despojos, y he encontrado una voz especial que espero descubrir en el resto de sus libros. Creo que es increíblemente valiente abrirse como lo hace Rachel Cusk en este ensayo, y que, hacerlo con esta lucidez y desgarro, es increíblemente brillante. Seguiré leyéndote, señorita Cusk.

Previous Post Next Post

Puede que también te guste