Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Debate en torno a las tendencias literarias.

Artículos de opinión

Artículos de opinión

La literatura feminista como motor del cambio

Por Miryam Artigas

Tenía este artículo escrito hace semanas, pero lo que vivimos el 8 de marzo me hizo sentir tantas cosas juntas que decidí reposarlo para intentar reflexionar en torno al papel de la literatura feminista en la lucha por la igualdad.

Hablaba hace unas semanas con unas amigas respecto al boom de los libros catalogados por “Literatura feminista”. Una de ellas, librera, nos contaba que la semana previa al 8 de marzo habían volado los libros a una velocidad de vértigo. Este hecho no me sorprendió porque en los últimos meses los boletines de novedades editoriales vienen cargados de libros escritos por mujeres que abordan el tema del feminismo bajo diferentes perspectivas. Al principio ver libros de este tipo me emocionó muchísimo, ¡estaban llegando por fin al gran público! Aunque luego pensé: ¿Todos estos libros son”buenos”? Es decir, ¿serán más que una moda, conseguirán transmitir los valores del feminismo? O, por el contrario, ¿la proliferación de estos libros puede provocar saturación a los lectores y que pierdan interés por la lucha? ¿De verdad se está dando visibilidad a las autoras aprovechando esta tendencia?

Tras muchas preguntas, decidí preguntar a gente de mi entorno para saber qué pensaban ellos sobre el feminismo literario.

Cada vez se publican más libros catalogados como literatura feminista

Una de las cosas que más me preocupaba era saber si, realmente, que el feminismo se haya convertido en “tendencia” era positivo, ante la posibilidad de que se convirtiera en una moda como lo fue los vampiros o los zombies.

La visibilización del feminismo tendría que haberse producido antes“. Sergio Sancor, librero y bloguero, resaltaba la importancia del papel de la literatura para el movimiento: “Todo lo que sea acercar este movimiento me parece bien, adecuado, incluso diría que necesario. Eso sí, como todo, creo que tiene su lado negativo. La proliferación excesiva de títulos sobre la misma temática puede saturar, a la vez que incluir títulos que en un principio tengan que ver con el feminismo, pero que hagan más mal que bien a lo que se pretende conseguir con el movimiento.”

Es cierto que cuando surgen muchos libros sobre un tema, éstos saturan a los lectores. Aun así, la pluralidad de voces puede permitir conocer otro tipo de voces y otros puntos de vista. Por ejemplo, gracias a su popularidad, podemos conocer voces tan dispares como la de Caitlin MoranChimamanda Ngozi Adichie.

¿Es el feminismo una herramienta de marketing? 

literatura feminista

Camiseta de Stradivarius

Que de repente, cadenas comerciales con tanta atención y facturación como la de Amancio Ortega, plasmen en sus camisetas la palabra feminista, me pareció un paso revolucionario. Bueno, al menos para el movimiento, ya que dudo mucho que estas cadenas estén tomando medidas feministas para promover la igualdad entre sus trabajadores. Pero, poder ver estas camisetas por la calle, nos dice dos cosas: por un lado reafirma la sospecha de la “moda”, de la tendencia. Por otro, que la gente ya no tiene miedo a utilizar el término feminismo (y mejor aún) a llevarlo encima.

Ante esto, Sonia Fides, escritora, resaltaba los peligros que podría tener para el feminismo la inclusión tan agresiva del marketing: “El marketing vende un Feminismo “haute couture” al alcance de pocas personas. Opino que es un espejismo que acabará pasando factura.

Por otro lado, Amor de Madre Editoras, editorial que promueve el feminismo y LGTB+ a través de las letras, alertaba ante algunos de los peligros que podía provocar el Marketing: “El uso de la palabra “feminista” para vender o para enmascarar contenidos que en nada tienen que ver con el movimiento pueden llegar a ser peligrosos. Sobre todo nos preocupan los públicos más jóvenes, porque a ciertas edades todos hemos sido vulnerables y es muy fácil manipularnos. Creo que estos movimientos en los que se pone en primera fila palabras como feminismo siempre son buenos si los aprovechamos para la reflexión, para cuestionar, para lanzar mensajes claros.

Sin embargo, es imposible negar que este Marketing está fomentando el interés por las letras. Cada vez se están vendiendo más libros catalogados como feministas, aunque los que más se están conociendo sean demasiado nuevos, como me contaba Sergio Sancor: “En la librería de segunda mano donde trabajo, me preguntan mucho si tenemos una sección. Y no, no la tengo. ¿La razón? Llegan muy pocos libros, y los que llegan salen muy rápido con lo que, al final, se quedaría siempre vacía).

¿Hemos conseguido romper los llamados “techos de cristal” en el sector literario?

Vale, leemos más autoras. Cada vez somos más conscientes de que las mujeres no están presentes en los libros de texto, en la historia y en nuestras estanterías. Las cadenas de ventas de libros y editoriales están fomentando que haya más libros escritos por mujeres pero… ¿es suficiente? ¿Significa eso que estamos acabando con los llamados “techos de cristal”?

Para Sergio Sancor este auge ha supuesto conocer más autoras: “Yo, desde luego, he descubierto muchas autoras a las que se las llama “feministas” y eso, desde luego, ha sido gracias a que las editoriales se han volcado a publicar a este tipo de autoras y de temática (sin ir más lejos, hace unos años el libro “Teoría King Kong” de Despentes era casi un libro subversivo y ahora lo ha reeditado Penguin Random House).

Respecto al trabajo editorial, Sonia Fides me comentaba algo que me pareció muy interesante: “Los hombres siguen dominando el sector editorial a pesar de que sean muchas las mujeres que editan.” Lo cierto es que, si me pongo a pensar en todos los contactos con los que suelo hablar del mundo editorial (editores, personas de departamentos de comunicación, agentes de prensa, etc.), tiene razón: la mayoría de ellas son mujeres. Esto no extraña tanto si te fijas en las cifras: las mujeres leemos más que los hombres. Mientras que en edades jóvenes la media es bastante ajustada (hasta los 25 años aproximadamente), conforme vamos creciendo las mujeres leemos mucho más que los hombres (representan el 65% del total de lectores entre 45 y 54 años mientras que más mayores representan el 73%). Entonces, ¿por qué hay más escritores masculinos que femeninos en las mesas de novedades?

Amor de Madre explicaba por qué: “creemos que parte del problema es la inconsciencia que hay detrás de esto. Mucha gente se respalda en la idea de “yo leo libros, independiente de quién los haya escrito”. Sin embargo, y esto es algo que pudo probar la gran Iria G Parente, cuando vamos a una librería y nos acercamos a las mesas de novedades de fantasía, ciencia ficción y terror, es muy probable que, sobre todo, vayamos a encontrar a hombres entre sus autores, y si cogemos un libro al azar, sin fijarnos en quién lo ha escrito, las posibilidades de que ese libro haya sido escrito por un hombre son mucho más altas. Aunque pienses que estás eligiendo libremente, estamos en un mundo donde los escritorEs tienen más sitio que las escritorAs, y para poder elegir libremente no vale con “leer historias sin pensar en el género de quien las ha escrito”: hay que tomar una postura activa y ser conscientes de la realidad que nos rodea, en el ámbito literario y fuera de él.”

Literatura feminista

Antes de terminar, no podía dejar pasar la oportunidad de conocer cuáles son los títulos de libros imprescindibles para sumergirse en la literatura feminista, así que pregunté por ello y estos fueron los mencionados. Sin duda siempre es una buena oportunidad para descubrir nuevas voces y nuevas autoras. Y tú, ¿qué piensas respecto a el tema tratado en el post? Te espero en comentarios.

Recomendaciones de Amor de Madre Editoras

Tea Rooms: Mujeres obreras

Literatura feminista

Horizonte Rojo

Horizonte Rojo

La mística de la feminidad

La mística de la feminidad

Cuadernos de medusa

Cuadernos de medusa

Lobas de tesalia

Lobas de tesalia

Recomendaciones de Sergio Sancor

Mamá, quiero ser feminista

Mamá, quiero ser feminista

Cómo ser mujer

Cómo ser mujer

La mujer helada

La mujer helada

Una habitación propia

Una habitación propia

Todos deberíamos ser feministas

Todos deberíamos ser feministas

Recomendaciones de Sonia Fides

La reina de las nieves

La reina de las nieves

A Virginia le gustaba Vita

A Virginia le gustaba Vita

Los estómagos

Los estómagos

El género en disputa

El género en disputa

Hombres en sus horas libres

Hombres en sus horas libres
Previous Post Next Post

Puede que también te guste