Pasión por la literatura

Nada de Carmen Laforet: los hilos familiares y los ecos del pasado

Libro Nada, de Carmen Laforet

<< Guía de lectura del artículo

Nada de Carmen Laforet es una de esas lecturas que sabes que antes o después llegarán a tu vida. Y es que, más allá de toda la historia que hay detrás del libro, Nada tiene la capacidad de conectar con el lector de una forma feroz y honesta. De enternecerte y ponerte la piel de gallina con una sutileza que solo está reservada para las grandes escritoras, como lo fue ella. Y sumergirte en esta narración donde los olores, el calor y la humedad son tan palpables que te permiten transportarte a la calle Aribau con tan solo pasar de página.

De qué trata Nada de Carmen Laforet

Andrea, la protagonista de este libro, es una joven que, tras quedarse huérfana y pasar al cuidado de sus tías del pueblo, consigue que la envíen con la familia de su madre que reside en un barrio noble de Barcelona. Esta decisión no es trivial, los recuerdos que tiene de ese lugar son lo más parecidos a un hogar de lo que ha tenido hasta ahora. Y como cualquier persona joven, está ansiosa por sentirse libre y conocer gente interesante. Por ello empaqueta todas sus escasas pertenencias y toma un tren cargada de ilusión, esperanza y alegría por las posibilidades que Barcelona le pueda ofrecer.

¬ęEs la primera vez que viaja sola, pero no estaba asustada; por el contrario, me parec√≠a una aventura agradable y excitante aquella profunda libertad en la noche’

P√°g. 11

Mientras recorre la ciudad, se maravilla por todo lo que le rodea: el eco de los pasos resonando en los adoquines, la humedad por la cercan√≠a del mar, las luces, las calles amplias… hasta que llega a la calle Aribau, donde vive su familia.

De golpe, la imagen que ten√≠a de ese hogar se rompe por completo y descubre que su familia solo es un reflejo de lo que era. Su abuela, los cimientos que manten√≠an a flote a la familia, est√° cada vez m√°s peque√Īa y d√©bil. Sus t√≠os han sufrido demasiado por la guerra y han cambiado totalmente, volvi√©ndose violentos entre s√≠ y con la mujer de uno de ellos. La luz de la casa tambi√©n ha desaparecido: los muebles se han ido amontonando al igual que el polvo, la desilusi√≥n y la tristeza.

Una ma√Īana de oto√Īo en la ciudad, como yo hab√≠a so√Īado durante a√Īos que ser√≠a en la ciudad el oto√Īo: bella, con la naturaleza enredada en las azoteas de las casas y en los troles de los tranv√≠as; y sin embargo, me envolv√≠a la tristeza.’

P√°g. 31.

Lo que hace especial el libro

Con apenas 23 a√Īos, Carmen Laforet gan√≥ la primera edici√≥n del Premio Nadal (1945). Como te puedes imaginar, que una escritora ganase un premio literario, siendo mujer, en aquel a√Īo, siendo tan joven, relatando la desesperanza y soledad que la guerra hab√≠a dejado en una ciudad como Barcelona… fue totalmente impactante. La gente se volc√≥ totalmente con su trabajo, llegando a agotar tres ediciones distintas ese mismo a√Īo. Y, a su vez, tambi√©n recibi√≥ much√≠simas cr√≠ticas y una presi√≥n medi√°tica nada f√°cil de gestionar. Sin contar que parte de la historia de Andrea es la de la propia escritora, ya que tiene muchas referencias autobiogr√°ficas.

Pero, m√°s all√° de eso, me resulta incre√≠blemente fascinante que un un libro como √©ste haya trascendido de tal manera. Un libro intimista, relativamente corto (ronda las 200 p√°ginas), y abiertamente desperanzador. Recoge con suma delicadeza c√≥mo la gente sufri√≥ con la Guerra Civil Espa√Īola. Y ya no s√≥lo durante el conflicto, sino despu√©s. C√≥mo les cost√≥ recuperarse y volver a vivir. La hambruna, los traumas, la violencia e incluso la pobreza m√°s absoluta, est√°n presentes a lo largo de todo el libro.

‘Resultaba incongruente o√≠r hablar de derechos a aquella viejecilla desgraciada, que era capaz de morirse de hambre si la comida estaba escasa para que quedase m√°s a los otros, o de fr√≠o para que el ni√Īo tuviese otra manta en su cuna(…)’

P√°g. 140

Los retratos de desilusión y belleza de la posguerra

En Nada tambi√©n encontramos una fuerte cr√≠tica a la diferencia social. Y eso lo vemos gracias a Ena, la amiga de Andrea. A diferencia de ella, Ena tiene una familia privilegiada. Cuentan con una posici√≥n respaldada por los negocios del abuelo, con una amplia y lujosa casa, con comida caliente a diario. Y con sue√Īos alcanzables gracias a su dinero. Pero Andrea no tiene nada m√°s all√° que a ella misma. Su familia le averg√ľenza, tiene la incre√≠ble suerte de poder estudiar en la Universidad pero tampoco tiene claro qu√© va a ser de ella, m√°s all√° de la posibilidad de casarse con un hombre, si se da tal caso.

Pero, pese a todo lo anterior, en Nada encontramos mucha belleza. La de los peque√Īos gestos – como los de la abuela dej√°ndole a Andrea sus raciones de pan-, sus conocidos so√Īando con un futuro mejor y la de las incre√≠bles im√°genes de las calles de Barcelona. Tambi√©n es muy interesante ver c√≥mo Laforet mostr√≥ la evoluci√≥n que experimenta la protagonista y su madurez a lo largo del a√Īo en el que transcurre la historia. Y por supuesto, la independencia de Andrea, a la que se agarra con u√Īas y dientes.

En resumen, Nada es un libro imprescindible. Es duro, pero repleto de belleza. Magníficamente escrito y repleto de frases para enmarcar. Léelo si todavía no lo has hecho. O guárdalo para cuando necesites leer un buen libro. A sus pies, Carmen Laforet.


Comienza a leer a Carmen Laforet

El libro de Carmen Laforet, vista por sí misma. Escrito por su hijo Agustín Cerezales Laforet.
Libro Nada de Carmen Laforet, con prólogo de Elvira Lindo
Libro La Isla y los demonios, de Carmen Laforet
Comp√°rtelo

<< Guía de lectura del artículo

Miryam Artigas
Miryam Artigas

¡Hola! Soy Miryam Artigas, y llevo escribiendo en esta web desde julio de 2009. Adoro leer, la fotografía, ver películas y series, cuidar mis plantas y hacer yoga.

¬ŅTe gustar√≠a anunciarte en Sweet Parania?
Artículos más leídos
¬°Yipa! Ya sabes, el t√≠pico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podr√© saber cu√°ntas visitas reciben mis art√≠culos.    A ver, cu√©ntame de qu√© va esto.
Privacidad