Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Entrevistas, proyectos y curiosidades sobre el mundo de la literatura.

PODCAST

Artículos de opinión

La importancia de la Literatura Juvenil y algunas falsas afirmaciones

Desde que somos pequeños y asistimos al colegio, una de las mayores preocupaciones de docentes y padres se centra en el tema del fomento de la lectura. Leer es imprescindible para tener una correcta redacción y comprensión. Talleres programados, charlas, lecturas obligatorias… existen cientos de planes revisados y aprobados por profesores y profesionales que no siempre acaban en triunfo. Tema que por cierto, abordaré en otro artículo.

Por lo general se tiene la idea de que los jóvenes o los niños no tienen afición por leer pero si pensáis esto, estáis completamente equivocados. Se suele relacionar la Literatura Infantil-Juvenil con libros de narrativa didácticos, con moralejas, enseñanzas, cuentos, magia y quizá algo de curiosidad. Así como que este tipo de literatura es de una calidad inferior a otras temáticas sólo por «ir destinado a jóvenes».
Sin embargo, conforme van avanzando los años, cada vez son más los aficionados a la Literatura Juvenil (y no necesariamente niños o jóvenes). Si echamos la vista atrás, han habido muchos sagas famosas como ‘Los cinco’ o libros infantiles como ‘Las aventuras de Tom Sawyer‘ que han hecho soñar y creer en la magia a muchas generaciones (sin obviar la importancia didáctica de estos). 
Pero en los últimos años, si una saga ha sido culpable de éste gran fenómeno en el que se ha convertido este temática, ha sido sin ninguna duda, Harry Potter. Quizá porque J.K.Rowling pudo reunir en sus libros los elementos claves que lo convirtieron en todo un éxito: un libro debe engatusar a sus lectores, volverlos adictos a sus letras y dejarlos vacíos una vez lo han terminado pero sin olvidar temas como al calidad, el trasfondo y los valores. El pequeño mago, el ‘niño que sobrevivió’ encandiló desde abuelos hasta nietos. Pero además de entretener a numerosas generaciones y pasar a la posteridad, consiguió algo que muchos creían imposible y que deseaban con ganas: llegar a los más pequeños de la casa.

Harry Potter abrió la veda: demostró que los pequeños de la casa podían leer libros extensos, seguir una saga larga y con una temática algo oscura, que podían enfrentarse a situaciones distintas y ampliar sus registros. Quizá fue en este momento cuando se empezó a ver la Literatura Juvenil con otros ojos, que verdaderamente un fenómeno de masas podía llenar hasta arriba los bolsillos de los escritores y editores relacionados, pero que además, podía unir a personas de distintas condiciones, gustos y costumbres sociales (sin olvidar el propio sentido de que un libro  «juvenil» pudiera convertirse en un mismo fenómeno de masas).
Cada vez y con más frecuencia, podemos encontrarnos por Internet el término LIJ: LIJ son las siglas de Literatura Infantil y Juvenil. Los más pequeños utilizan las herramientas 2.0 para interactuar con amigos, pero también para descubrir próximas lecturas e incluso hablar sobre ellas. Si no, los blogs literarios no tendrían sentido (Y no sólo eso, si no que muchos jóvenes administran estos propios portales). Es por ello, que ya no se equivocan los que afirman que «los jóvenes no leen» si no que además, los más pequeños también son aficionados a la lectura. 
Quizá forzar a los jóvenes -y no tan jóvenes- a leer determinadas lecturas clásicas o con las que no se sientan identificados, pueda influir en la dejadez y a la falta de estímulo por la lectura (a mi me pasaba, sin ir más lejos). También es cierto que muchas son necesarias para desarrollar las capacidades para leer, pero lo que quiero decir, es que la literatura no tiene edad, que todo el mundo pueden convertirse en grandes lectores, sólo que no todos han encontrado el libro que les sumerja en este mundo o no le han dedicado tiempo ni atención. Y que es muy importante potenciar el gusto por la lectura desde que somos pequeños para poder crecer con ella.

J.K.Rowling fue una de las más influyentes pero ni mucho menos la primera. La británica quizá, fue una de las que ha obtenido mayor repercusión, pero en nuestro país, tenemos grandes escritores/as de gran talento que aportan cada año historias a nuestras estanterías. Laura Gallego, Jordi Sierra i Fabra, Lorenzo Silva, Care Santos, Xabier P. DoCampo, y un largo etc.
Acertado el eslogan de los Juegos Olímpicos 2012: Inspire a generation , ¿Verdad? ¿Vosotros qué opináis de la LIJ? ¿ Creéis que está infravalorada? 

Nos leemos,

Previous Post Next Post

Puede que también te guste