Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Entrevistas, proyectos y curiosidades sobre el mundo de la literatura.

PODCAST

Artículos de opinión

El lado oscuro de los blogs literarios

Hablemos sobre los blogs de literatura
Créditos de la fotografía: Linus Ekenstam

Hace unos meses, escribí un artículo en el que hablaba de la importancia de la crítica literaria. Para los que lo leyerais, imagino que sabréis más o menos cuál es mi postura ante la pregunta ¿Qué factor juegan los blogs literarios en la promoción de la literatura? Aunque es una pregunta que me ha rondado la cabeza durante mucho tiempo, ahora os la traigo aquí por un artículo que leí en Factoría de Autores en el que se criticaba de forma directa a estas bitácoras. 

Este portal publicó una serie de artículos en los que cargaba con los blogs de literatura y donde cuestionaban temas como «¿Son útiles los blogs de literatura? ¿Están preparados sus gestores para realizar este tipo de trabajo? ¿Qué se puede o se debe esperar de una reseña?«. Haciendo un análisis de los artículos, podíamos comprobar como el auténtico germen radicaba en la cuestión de los envíos editoriales. Es decir, el envío de ejemplares de prensa a bloggeros con la finalidad de que éstos hablasen en sus blogs. Recalcaré que no conozco al autor del artículo y que no tengo ninguna intención de cargar contra su trabajo, pero al tratar estos temas de forma generalista, he sentido la necesidad de hacer este artículo para aclarar una serie de aspectos y demostrar su equívoco. 
«Los blogs literarios no suelen estar a la altura»
En primer lugar, ¿qué tipo de canon existe para medir la «altura» a la que deberíamos someternos? ¿acaso debemos someternos a algo?

Si los blogs (en general) son conocidos, es por el carácter subjetivo que impera en ellos. No tienen popularidad por ser expertos reconocidos en crítica literaria pero, ¿eso supone que no debemos hacer reseñas? Si nos gusta, disfrutamos haciéndolo y además recibimos feedback… ¿Por qué no continuar haciéndolo? 

En segundo lugar, ¿existe una buena crítica literaria? En el texto, se criticaba que en muchas de las reseñas se señalasen comentarios de tipo «me ha atrapado el libro«, «no podía parar de leer» y comentarios por el estilo. Y yo me pregunto ¿y? Es decir, si esa persona siente la necesidad de comentar cuánto le ha atrapado el libro en cuestión y que se ha emocionado con X pasaje… ¿por qué no ha de decirlo? ¿Acaso debe ceñirse en por qué piensa que un libro es bueno o es malo? ¿debe analizarlo como una máquina, sin más? Permitidme la puntualización, pero para dar una nota métrica y resaltar el argumento del libro, no se necesita una persona, Amazon puede hacerlo por ti. De hecho, en este tipo de cosas en las que los bloggeros se muestran como son y en los que los lectores pueden sentirse identificados, radica el éxito o el fracaso de un blog.
Además de analizar un libro, creo que uno de los pilares de la crítica literaria es la promoción de la cultura. Si ésta se consigue siendo sincero y sintiéndote identificado con tus lectores… ¿qué hay de malo en ello?
¿Es útil la reseña de un libro?

Otro de los temas a tratar era la cuestión sobre a que o quién debían estar al servicio las reseñas literarias ¿a la editorial? ¿al autor? ¿al lector? ellos decían que al libro en si. Y en parte estoy de acuerdo, pero no del todo. Bajo mi punto de vista, el libro es una mera herramienta para transportar la historia al lector. Al igual que en el cine, la película es la encargada de contar con imágenes el argumento de la misma. Por tanto, las reseñas deben estar al servicio del lector para así dar a conocer el libro y que éste pueda conocer la historia creada por el autor.

Uno de los razonamientos por los que se resaltaba la inutilidad de las reseñas literarias, era que muchas veces las críticas no están sujetas a los plazos editoriales y, por tanto, no consiguen promocionarlo durante su «vida útil» (que el artículo estipula en un mes y medio).  Personalmente, me parece un sin sentido gigantesco. Por esta misma razón, la gente sólo leería novedades editoriales y descartaría el resto… y no creo que esto pase. Vale que no podemos comparar el libro de una persona anónima con un autor como Kerouac pero eso no quiere decir que publicar una reseña de un libro después de que haya pasado un mes y medio, convierta a la reseña en algo inútil. No existe ninguna ley que prohíba a los bloggeros hablar en su blog de libros que no sean novedades, por tanto pueden comprarse (o recibir) los libros que quieran y hablar como y cuando les venga en gana. En cuestión de envíos de editorial, ¿no tienen un equipo de comunicación que se dedica a decidir y estipular la campaña de promoción de los libros? ¿Qué culpa tiene un bloggero si solicita o simplemente recibe un libro? Esto es un hobby que por suerte genera beneficios: ya sea para el autor, para la editorial o el librero. Pero los genera. Y los «críticos literarios» (o bloggeros literarios) que hacemos esto, lo hacemos porque sentimos pasión por la literatura y porque nos gusta (porque recordemos que no recibimos dinero por ello, lo hacemos libremente por afición). Por ende, no necesitamos rendir cuentas sobre por qué hacemos lo que hacemos en nuestro sitio personal. 
Sobre la recepción de ejemplares de prensa
A grandes rasgos, parece que lo que realmente molestaba al autor del blog era que los bloggeros recibiesen ejemplares de prensa y realizasen las críticas. Este tipo de acuerdos (por llamarlos de alguna manera) se da entre dos partes. El bloggero (se supone) es una persona seria que habitualmente hace reseñas y que está acostumbrado a ello. La editorial es la que accede (o le pide) que reseñe uno de sus libros. Si la reseña no es «de calidad» o si el bloggero no lo hace bien… ¿no deberían decidirlo las propias editoriales? Sinceramente, creo que los blogs promueven, y muchísimo, la literatura. En especial entre gente joven. Han conseguido cautivar a cientos de personas e incentivar su hábito lector (cosa que conlleva un gran trabajo detrás) y no acepto que todo ese esfuerzo sea sólo por «recibir libros gratis». No creo que sea algo criticable, es un acuerdo entre dos partes. 

El bloggero debe ser responsable y comprometerse a cumplir el trato (en este caso, hacer la reseña) pero a parte de ello, no creo que haya mucho más que se le pueda exigir a alguien que lo hace porque quiere. Recibir ejemplares de promoción es una recompensa al trabajo y dedicación que se muestra en el blog, pero ello no nos obliga a cumplir con los cánones de otras personas, ni a tenernos que adecuar a reglas de contenido o forma.  Si los envíos de editorial son una práctica habitual, considero que se realizan porque realmente merecen la pena y porque los blogs actúan de alguna forma en el proceso de la promoción del libro.

La elección de los afortunados que reciban estos ejemplares es una decisión única de la editorial. Ya sea por la calidad de los textos o por la relevancia de la persona que está detrás del blog. Por tanto, más que dirigir las críticas hacia los blogs literarios, quizá deberían preguntar a las editoriales por qué cuentan con este tipo de colaboradores.

En definitiva:  No ser «profesionales», no significa que no tengamos el derecho a hacer este tipo de colaboraciones o a hacer críticas literarias. No se puede generalizar en un terreno en el que existen miles de tipologías y donde hay tanta gente involucrada. Cada blog es un mundo y por ello cada uno merece su revisión.

Al menos, esta es mi opinión. Aunque puedes dejar la tuya debajo (en los comentarios) y debatirlo.

 Nos leemos,

(imágenes extraídas de Pinterest 123)
Previous Post Next Post

Puede que también te guste