fbpx

Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Debate en torno a las tendencias literarias.

Artículos de opinión

Browsing Category:

Editorial Blackie Books

    Editorial Blackie Books Reseñas Literarias

    Lolito de Ben Brooks

    Cuando vi que Blackie Books iba a publicar un libro con una portada tan bonita como ésta y con un argumento tan llamativo, me llamó muchísimo la atención y lo apunté a mi lista de “próximas lecturas“. Me apetecía un libro como Lolito, así que en cuanto me quité un par de lecturas que tenía pendientes, lo compré. He de decir que Lolito me ha sorprendido y que ha cumplido mis expectativas aunque no creo que sea sólo una “lectura brutalmente divertida” como cita Nick Cave. Y os cuento por qué:

    L O L I T O de Ben Brooks

    ‘Lolito’ cuenta la historia de Etgar. Etgar es un adolescente de quince años con una perspectiva del mundo que le rodea única, muy personal y creativa. No es un chico corriente ni tampoco cumple los estereotipos de adolescentes.
    La trama empieza en un momento de su vida en el que una serie de circunstancias trastocan su día a día y provocan que se sienta completamente perdido. Tiene problemas de adultos, aunque no comprenda gran parte de las cosas que le rodean. Ahoga sus penas entre té con Nesquik y Famous Grouse, con un perro demasiado leal y bajo un refugio de edredones.

     216 páginas | Cómpralo en Amazon: 19€ 18,05€ | Alt Lit | Editado por Blakie Books

    Lolito mezcla lo absurdo y lo cruel de forma formidable. La forma de narrar la historia es muy ligera y provoca que pases las páginas sin darte cuenta. La lectura me ha recordado a ‘Cuando yo tenía cinco años, me maté’ de Howard Buten y ‘El curioso incidente del perro a medianoche‘ de Mark Haddon. Es adictivo y despertará en ti un sentimiento de curiosidad inquebrantable por saber el futuro de Etgar. 

    Ben Brooks

    Pese a la corta edad de Etgar, éste tiene una relación con Alice desde hace tres años. Alice es su novia y su compañera de aventuras. Han crecido juntos y además, se han tenido que enfrentar a grandes problemas que han hecho que se unan de forma que resulten imprescindibles el uno para el otro… Al menos para Etgar.

    Ben Brooks reinventa en su libro el clásico de Nabokov (1955). Crea un lolito contemporáneo en el que en realidad, la esencia no dista mucho entre ambos: el desamor, el sufrir un engaño y tener el corazón roto, provoca una desesperación y depresión que llevan a vagar sin rumbo. Pero Lolito es mucho más deslenguado, directo y desprovisto de artificios. Recrea una situación real bajo unas circunstancias creíbles que ayudan a comprender a Etgar y los acontecimientos en los que se ve envuelto.
    Cuando leí Lolito, me topé con varias contradicciones que aunque al principio chocaban, al final consiguen representar la esencia de Lolito: una generación infantil pero que se enfrenta a problemas de adultos, que gozan de libertad pero que continuamente eluden responsabilidades. Etgar se pasa el día borracho, no asiste a las clases, es impulsivo y con complejos, habla del sexo como algo común entre los quinceañeros y sufre una infidelidad entre fiestas, drogas y alcohol. Retrata a un personaje desgastado por la exposición a demasiada información, que pasa inerte entre vídeos de Youtube y porno cutre. Una conciencia apagada e inalterable en el que prima pasar los días en una nube de dejadez y aburrimiento. 

    Ben Brooks no crea una historia con moraleja, sabiduría y transcendencia. Simplemente cuenta una historia para leer que habiéndolo provocado o no, retrata a grandes rasgos una sociedad masiva acostumbrada a ver situaciones de todo tipo. Porque si bien Lolita causó un auténtico revuelo, hoy en día, la relación entre Etgar y una cuarentona aburrida que conoce por Internet, se desarrolla como un pasaje anecdótico en la vida de un adolescente sin más. No hay amor que valga ni una premisa contundente para justificar a Etgar. Simplemente es deseo mezclado con dosis de curiosidad, aburrimiento y un por qué no.

    → En definitiva, Lolito es una buena y recomendada lectura. Ligera y que por su sencillez y normalidad, crea conciencia y hace reflexionar sobre nuestra exposición a la información y sobre cómo sobrevivimos al día a día.

    Nos leemos,

     

    ¡Me encantaría que me dejaras un comentario con tu opinión sobre el artículo!
     Y… ¡ no te olvides que en la página de Facebook podrás encontrar cada día más información!

    Si te ha gustado el libro, puede que también te interese Cuando yo tenía cinco años, me maté’ de Howard Buten y ‘English is not easy‘ de Lucy Gutiérrez.

    Editorial Blackie Books Reseñas Literarias

    English is not easy de Luci Gutiérrez

    Por lo general, a los españoles no se nos suelen dar bien los idiomas. Y es irónico que nos pase, porque nos tiramos gran parte de nuestra enseñanza aprendiendo inglés. Como dice Luci Gutiérrez, hay dos tipos de personas: los que aprenden un idioma con facilidad y los que siempre se pelean con ellos.


    English is not easy de Luci Gutiérrez

    Hay dos tipos de personas: los que aprenden idiomas con facilidad y los que andan peleándose siempre con cualquier lengua que no sea la suya. Yo (y probablemente tú también) soy del segundo tipo. No quiero ni pensar en la cantidad de horas (¡y dinero!) que he dedicado a aprender inglés cuando en realidad lo odiaba. Pero, como la gente parece tan inteligente cuando lo habla, no he cejado en el empeño. Lo que me ha llevado a hacer cursos online, cursos intensivos de verano, e incluso ir hasta Nueva York y madrugar en pleno invierno para llegar al Far West ruso de Brooklyn; resistir el sopor de clases impartidas en pleno Times Square por profesoras de acento dudoso que, mientras tanto, recibían masajes de entregadas alumnas japonesas.

    Todo ello aderezado con los correspondientes libros de texto de temáticas emocionantes como solo pueden serlo los deportes de riesgo y los fenómenos atmosféricos; vocabulario de uso cotidiano para cuando vas a comprar el pan, ves sobrevolar un parapente y el huracán de turno irrumpe.

    Llegados a este punto y al otro lado del Atlántico, una, que tiene memoria de pez, no puede permitirse olvidar lo que aprende, y por eso empecé a dibujar también para recordar palabras y estructuras. Y los dibujos se convirtieron en este libro y el inglés en algo entretenido. A mí me ha servido para enlazar algunas palabras en otro idioma y parecer más lista“.
    Publicado por Blackie Books | 352 páginas | Compra en Amazon por 18,90€
    (Precio original 19,90€) | ISBN: 978-84-941409-4-5
    Quizá por ello me llamó tanto ‘English is not easy‘. El inglés es una de mis asignaturas pendientes. Tengo mala memoria y tras llevar varios años sin dar clases, enfrentarme a él siempre me pone nerviosa, aunque me encante. Cuando vi ‘English is not easy‘ publicado por Blackie Books, me llamó muchísimo la atención y quise tenerlo.

    Lo cierto es que no esperaba que fuera tan útil ni tan ameno. Pensaba que sería una forma satírica de reírnos de los tropiezos que solemos tener con el inglés y en un segundo plano, una forma de refrescar conocimientos. Pero lo cierto es que que ‘English is not easy’ es un libro realmente útil. De forma ilustrada, Luci Gutiérrez le da una patada a los miedos e inseguridades que podamos tener y nos explica desde lo más básico lo que debemos saber en inglés, acompañado de unas ilustraciones muy divertidas que permiten entender y memorizar los contenidos. 

    El libro está dividido en 17 lecciones donde se repasan desde los tiempos verbales + irregular verbs, pronombres posesivos, vocabulario, adjetivos, conectores, e incluso insultos… pero todo ello de una forma muy divertida en el que las ilustraciones forman un papel fundamental. Y clara. También me gusta que explique el contenido de cada lección; porque algunos apuntes que suelen dar simplemente ponen (por ejemplo) una forma verbal pero no te explican bien en qué situaciones se usa o cuando es más correcto ponerlo en práctica (o no son situaciones reales en las que vayas a verte envuelto) pero aquí no pasa. Es como si estuvieras leyendo el diario de alguien que ha ido apuntando consejos e ideas que se le han pasado por al cabeza mientras aprendía inglés, por lo que no se hace pesado leer las distintas lecciones.
             

    Conforme dejamos la escuela, la enseñanza secundaria obligatoria e incluso bachiller, puede que muchos no volvamos a estudiar este idioma o que si lo hagamos pero tengamos los típicos libros de Oxford en blanco y negro y del año catapún. Que en realidad suelen costar bastante dinero para lo que son. Yo abandono el aburrido Student’s book y me quedo con el de Luci, porque me ha encantado. Y la verdad es que lo he consultado varias veces cuando he tenido alguna duda sobre cómo poner alguna cosa.

    En definitiva, si eres como Luci Gutiérrez o como yo, y piensas que el inglés no es fácil… aquí tienes una forma divertida de aprender. Es un libro que todo el mundo debería tenerlo en casa, para consultar ante cualquier duda o echarse unas risas. Porque no nos engañemos, este libro no te dará vergüenza tenerlo en la estantería y que lo vean las visitas… si no todo lo contrario.  Nos leemos,
    Editorial Blackie Books Reseñas Literarias

    Cuando yo tenía cinco años, me maté de Howard Buten

    A veces cuando lees un libro y tienes mucho trabajo encima, no lo disfrutas del todo. Para esos momentos, quizá es bueno tener a mano uno entretenido que no requiera mucho tiempo ni mucha atención tampoco. En mi caso, cuando leí “Cuando yo tenía cinco años, me maté” estaba en plena etapa de entrega de trabajos finales que combinados con las prácticas de empresa (y la posterior etapa de exámenes), se me hizo cuesta arriba. Lo iba leyendo a ratitos y conforme lo hacía me arrepentía.

    Cuando yo tenía cinco años, me maté es un libro de ésos que debes leer con tiempo, una tarde o un fin de semana, porque realmente te atrapa desde la primera página. Con lluvia de fondo y bajo una gran manta, por ejemplo. No es de esos que puedas leer a ratitos o al menos eso es lo que una servidora sintió. Por eso lo he vuelto a leer ahora que he terminado los exámenes. Y sólo añadir que se ha convertido en una de mis lecturas favoritas. Pero os cuento por qué:

    reseña del libro escrito por Howard Buten

    Cuando yo tenía cinco años, me maté  de 

    Howard Buten

    Argumento:
     La vida de Burt podría ser la de cualquier otro niño de ocho años. Vive con sus padres y su hermano mayor, va al colegio, tiene un mejor amigo y está enamorado de una chica que se llama Jessica. Hasta aquí todo normal. Salvo que Burt no es un niño normal y corriente. Burt sufre un trastorno mental y tiene una manera muy peculiar y está recluido en un Centro de Internamiento Infantil por algo que le hizo a Jessica.

    Publicado por 
    Blackie Books |  190 páginas |  Compra en Amazon por 16,06€
    (Pvp original: 16,90€) |  ISBN: 978-84-941676-4-5

    Cuando vi la portada del libro, me cautivó. Estaba deseando leerlo y quizá por ello lo empecé conforme llegó a mis manos. El argumento de ‘Cuando yo tenía cinco años, me maté’ de por sí te intriga, te desconcierta y (ya os aviso) te atrapa. Al principio comencé a leerlo sin saber bien qué estaba pasando. Pasaba las hojas haciéndome mil preguntas y queriendo saber más. 
    El relato comienza con Burt, el protagonista, describiendo su estancia en un centro de salud mental. Tan sólo tiene 8 años y quizá eso te provoque ganas de protegerlo, abrazarlo y hablarle. Al menos a mí me pasó. El libro está narrado desde el punto de vista del protagonista, por lo que podemos descubrir cada inocente pensamiento y reflexiones que hace Burt. Sus relatos del Centro de Internamiento Infantil se intercalan con los recuerdos del pasado del niño, en el que cuenta cómo era su vida antes de ingresar, lo que le pasaba en la escuela, cómo era la relación con sus padres, hermano mayor, amigos y profesores. De todos ellos, hay una persona a la que quiere especialmente. Su amiga Jessica.

     “Una vez mi madre me dijo que cuando fuera mayor amaría a una persona y que entonces no querría que ndie le hiciera daño. Antes pensaba que esa persona sería Shrubs.
    Pero no. Era Jessica”. Pág. 179

    Esas dos perspectivas (la del centro y la de su vida de antes) nos enseñan que Burt no es un niño corriente, en cierta medida es más maduro de lo normal, tiene una forma de conectar con la gente un tanto peculiar y sobre todo, una perspectiva del mundo muy especial. Dentro de él hay una disonancia entre el bien y el mal, entre lo que su juicio cree y lo que los mayores le dictan que debe hacer. Un niño que se aferra a su inocencia y a su infancia, que ve con malos ojos a los adultos y su manera de complicarse la vida. No los entiende. Pero es un niño muy listo y aventajado en los estudios. 

    Esta particularidad, su introspección, su mundo interior y los desequilibrios mentales que le definen, pone de manifiesto una reflexión que me llamó la atención: cuando está en el Centro de Internamiento Infantil, conocemos a distintos profesionales que le tratan y que le intentan ayudar. Por un lado, están los que se afanan a seguir las directrices y los cánones establecidos, a seguir el protocolo dictado. Por otro lado, está el caso de un profesional que va un poco más allá, que se olvida de tanta parafernalia. Éste último, es el que consigue conectar con nuestro protagonista. Conocerle, hacerse su amigo e intentar ayudarle a salir del pozo negro al que le llevan sus propios pensamientos. Realmente es el único que consigue conectar con él, puesto que Burt es capaz de desorientar y remover a todo aquél que se lo propone. Tiene una gran imaginación e inteligencia pero también un grave trastorno mental.  La forma en la que intenta exteriorizar sus pensamientos y emociones es escribiéndolos en las paredes de su cuarto.

    La edición de Blackie Books es completamente preciosa. Está cuidada hasta el mínimo detalle.
    En definitiva, ‘Cuando yo tenía cinco años, me maté‘ de Howard Buten es una novela con una mirada inocente pero que conforma una novela adulta de obligada lectura. Un billete de ida a la infancia y una conexión con lo que una vez fuimos. Una forma de cuestionarnos nuestros propios principios y nuestra forma de actuar. Es una obra de culto de la literatura contemporánea que todo el mundo debería leer al menos, una vez en la vida.
    ¿Vosotros lo habéis leído? Si es así, ¿qué os ha parecido? #SweetParanoia. Nos leemos,