Cuando sueles leer muchos libros al mes, llegas a acostumbrarte a la dinámica de leer y releer una historia tras otra. No me malinterpretéis: siempre se disfruta de los libros (al menos de aquellos que tienen una buena historia, unos buenos personajes o una perspectiva...

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad