Conforme vi que Feria salía al mercado, con sus banderines y colores, y su atractivo argumento, supe que iba a tener mucho recorrido. Porque ya había leído a Ana Iris en sus artículos de Vice y su espontaneidad, originalidad y cómo mezclaba tantas referencias con su ingenio característico, resultaban un cóctel refrescante y necesario (algo que tanta falta le hace al sector literario).

Tal cual escribo estas palabras, veo que Círculo de Tiza, la editorial que hay detrás del libro, acaba de anunciar que publicarán su sexta edición, y pese a ello, estoy segura de que esta cifra se quedará obsoleta en apenas unos meses. Porque está escrito con tanto cariño, con tanta frescura y tanta autenticidad, que es muy difícil no caer rendido. Y os cuento por qué.

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad