Como desees de Anabel Botella

Pese a que el fallo del concurso fue ayer, no he querido dejar pasar la oportunidad de felicitar a Anabel por haber ganado el Premio Ellas Juvenil Romántica, porque se lo merece por todo el esfuerzo que pone en su trabajo siempre. Os dejo la nota de prensa:
El jurado, formado por el escritor Blue Jeans, las administradoras de la web Juvenil Romántica Rocío Muñoz y Eva Rubio, y Gemma Xiol, editora de Montena, ha decidido que la obra ganadora de la edición 2013 del Premio Ellas Juvenil Romántica sea ‘COMO DESEES’, de Anabel Botella, novela de la que ha destacado la hábil conjunción de romanticismo, humor y suspense.

COMO DESEES de Anabel Botella
Argumento: «Emma considera que sólo hay algo peor que pasar un mes junto a Niko: pasar dos.

Cuando el chico perfecto es tu hermanastro, cuando todos lo quieren y tú lo odias hasta decir basta, cuando cada movimiento o palabra de él te hace enfurecer, temblar, estremecerte a un mismo tiempo… nunca imaginarías que el amor ha llamado por fin a tu puerta vestido de Kevin Zegers. Niko es atractivo, sarcástico y siempre se ha enfrentado a Emma con su mejor arma, el cine. Ella es soñadora, valiente y está decidida a no caer en la tentación de una relación prohibida a vista de todos, durante un verano que pensaba que se le haría interminable. Pero siempre hay algo más a lo que enfrentarse…
Uno a uno, cuerpos de chicas asesinadas brutalmente mediante ritos satánicos comienzan a aparecer por distintas zonas del pueblo, y Emma podría ser la próxima víctima.«

Nos leemos,

1 Comment
  • Anabel Botella
    Posted at 16:59h, 02 marzo Responder

    Muchas gracias, Miriam, gracias por hacerme un hueco en tu espacio. Mis sueños se van haciendo realidad. Dentro de poco publico Ojos azules en Kabul y ahora se cumple mi sueño de ganar un premio. Estoy muy feliz <3

¡No te olvides de dejar tu comentario!

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad