Pasión por la literatura

Los redactores están infravalorados.

Me permito dirigirme a vosotros, esta vez no con un ¡Buenos días! Tampoco ¡ Buen empiece de semana! hoy, he conseguido hartarme de algo que lleva haciendo mella en mi y que no puedo seguir dejándolo pasar.  No se si muchos de vosotros os sentiréis identificados o no con esta pequeña muestra de expresión pero […]

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad