Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Debate en torno a las tendencias literarias.

Artículos de opinión

Reseñas Literarias

Tiene que ser aquí de Maggie O’Farrell

Tiene que ser aquí

Tiene que ser aquí de Maggie O’Farrell es una de las últimas propuestas editoriales de Libros del Asteriode. Antes de seguir he de reconocer que tengo predilección por sus libros. Todos tratan de historias simples con personajes complejos y bien trabajados,  y eso me atrae muchísimo. En este caso también hay una trama común: la historia de un matrimonio poco convencional, pero contada de una forma exquisita y original.

Aunque este ha sido el primer libro que he leído de Maggie O’Farrell (Irlanda, 1872), la escritora cuenta con siete títulos a sus espaldas. Por su parte, Tiene que ser aquí, ha sido finalista en el premio Costa Novel Award en 2016.

De qué trata Tiene que ser aquí

Esta es la imagen original del libro. La que veis en la imagen de portada es una edición anticipada que me mandó la editorial

El libro trata sobre Daniel y Claudette. Él es un americano con dos hijos cuyo divorcio le ha trastocado completamente. Sin saber bien por qué, decide ir a buscar las cenizas de su abuelo a la campiña irlandesa y allí conoce a Claudette. Ella es una famosa actriz que decidió desaparecer hace años con su hijo para retomar las riendas de su vida. Ambos han vivido muchas etapas y situaciones complejas, pero coincidir en aquel lugar recóndito les permitirá construir un nuevo capítulo en sus vidas. Y, por qué no, intentar recuperarse de los fantasmas del pasado.

En Tiene que ser aquí los capítulos están narrados en primera persona y en cada uno de ellos hay una voz principal diferente. Esta forma de estructurar el guión permite que la historia se enriquezca con las perspectivas de lo personajes secundarios, cosa que hizo que la lectura fuera mucho más rica.

Además de la pluralidad de voces, los capítulos se desarrollan en un punto de la historia distinto, realizando varios saltos y flashbacks. Sin embargo, están tan trabajados que en ningún momento te pierdes. Seguir la narrativa es fácil y de hecho disfrutas conociendo todos los detalles que rodean a los protagonistas.

Me toca la pierna rozando el límite de la decencia y susurra:
-Te voy a echar de menos.
Para mí, como lingüista, es una revelación la cantidad de formas que encuentran dos adultos para hablar de sexo sin que los niños tengan la más remota idea de lo que dicen.
Daniel, página 19

Lo que hace especial el libro

Una de las cosas que más he disfrutado del libro es de la capacidad de O’Farrell para dotar de personalidad propia a cada personaje. Cuando lees un capítulo puedes descubrir muchos aspectos de la personalidad del orador por la forma en la que está escrito.

También me gustó mucho lo trabajado que está el desarrollo de los personajes. Notas cómo los personajes evolucionan en función de la evolución de los hechos. Por ejemplo, Daniel al principio del libro tiene un tono muy irónico, muy divertido. Después comienza a ser más serio, agrio y mordaz hasta volver a ser otra vez él.

Me ha fascinado la capacidad de Maggie O’Farrell para transmitir alegría, angustia, ternura y tristeza. La autora se carga de un plumazo toda estructura y convencionalismos. También me ha encantado el peso psicológico que se la da a la historia de Daniel y Claudette. Cómo ambos se dejan arrastran por las circunstancias en algunos momentos y en otros luchan contra viento y marea. O por qué ciertos elementos y situaciones consiguen crear conexiones entre individuos.

La riqueza de los personajes

No puedo evitar resaltar dos capítulos que me gustaron especialmente: uno fue el primero de Niall. Él es el hijo de Daniel y sufre eczema crónico (al igual que la hija de la escritora) pero te lo cuenta de una forma tierna e infantil. Desde ese momento me enamoré del personaje y de hecho se convirtió en uno de mis favoritos. ¿Un libro solo con su historia? ¡Sí, por favor!

El otro fue uno en el que solo hay fotos de objetos de una subasta con descripciones. Sin embargo, todas las descripciones te dan datos de la vida de Claudette y te permite recrear su universo de una forma maravillosa y original.

<<Notas a pie de página>>, le dijo su padre que se llamaban cuando se lo preguntó, y le explicó que los números remitían a la información correspondiente. Le entusiasmó este sistema (…) Niall se dijo que su vida necesitaba notas a pie de página y que él mismo se las suministraría.
Niall, página 65.

En resumen: Tiene que ser aquí ha sido un libro que he disfrutado muchísimo. De estructura y de calidad me han parecido impecables. Mientras que su historia me ha mantenido enganchada hasta la última página.

Nos leemos,

Previous Post Next Post

Puede que también te guste