Existen muchos tipos de libros: los que te gustan, los que te sorprenden, los que te horrorizan y los que simplemente te entretienen. Después están los que te dejan una sensación de hogar y nostalgia al acabarlos, y precisamente, de uno de esos libros es de los que os voy a hablar hoy: Cómo se hace una chica.  

Caitlin Moran ha sido mi descubrimiento, en mayúsculas, de este año. Y, sin haber leído su primer boom literario 'Cómo ser mujer', me atrevo a decir que 'Cómo se hace una chica' ha pasado ha sido una de mis mejores lecturas del 2016.

¡Yipa! Ya sabes, el típico banner obligatorio de Cookies. Si aceptas podré saber cuántas visitas reciben mis artículos.    A ver, cuéntame de qué va esto.
Privacidad