Encuentra tu próxima lectura favorita.

Reseñas literarias

Descubre las novedades que cada mes publican las editoriales.

Novedades editoriales

Debate en torno a las tendencias literarias.

Artículos de opinión

Eventos

Festival Eñe: ¿Qué significa ser lector?

Festival Eñe

El fin de semana pasado estuve por primera vez en el Festival Eñe. Llevaba escuchando varios años cosas sobre el festival y cuando por fin tuve la oportunidad de ir, no me lo pensé dos veces.

El Festival Ñ es ‘la fiesta de la literatura’. Una serie de charlas, talleres, stands de editoriales, debates y actividades que se desarrollan en dos días y que giran en torno a los libros. Se celebra desde hace muchos años en Madrid en el Círculo de Bellas Artes.

Al principio encontré algunos problemas para encontrar información sobre el programa, la ubicación, los precios y demás. La web no me parecía nada intuitiva ni clara y me costó ver bien todas las charlas del programa. Sin embargo, el día del festival fuimos a la taquilla y conseguimos nuestras entradas.

Club de lectura Un autor, un libro

Nuestra primera parada fue en el encuentro del Club de lectura ‘Un autor, un libro’. Aunque no habíamos participado en el club de lectura virtual de ‘Farándula’ de Marta Sanz, nos interesaba mucho escuchar las opiniones de otros lectores. Como sabréis, hace dos meses montamos MadriLeo y por ello nos parecía interesante ver qué decían. Además, la propia autora iba a estar presente, por lo que era muy interesante.

De todo lo que se habló, una de las cosas más interesantes que comentó Marta Sanz fue la capacidad de codificar. Ella defendió que una cosa era leer, juntar palabras, y otra bien distinta descodificar. Conseguir tener un momento íntimo contigo mismo para preguntarte qué había querido contarte el escritor de un libro. No limitarte a unir palabras si no a ir un paso más allá.

El arte de descodificar un libro se fomenta en los clubs de literatura.

Realmente era una crítica a la distracción que sufrimos cada día. A las ganas de compartirlo todo, a la rapidez que exigimos y al hambre social que tenemos. Y, aunque en cierta parte tenía razón, lo que me gustó es que defendiera que el arte de descodificar un libro se fomenta en los clubs de literatura.

Club de lectura presencial vs online

Uno de los temas más interesantes que trataron era las diferencias que habían entre los clubs de lectura presenciales y los online. Al hilo de esto, hubo una frase de Javier Fonseca que me gustó mucho al respecto:

'El club de lectura presencial permite disfrutar con los cinco sentidos la lectura' Clic para tuitear

Personalmente, creo que es mucho más enriquecedor el presencial, en concreto por lo que decía Javier. Cuando quedas con un grupo de lectura, compartes opiniones al momento; miras a la cara a la persona y con ella descodificas a veces más cosas que con palabras. También sueles disfrutar de alguna merienda o aperitivo mientras hablas del libro y puedes ir buscando en tu ejemplar alguna anotación que hiciste y que no querías olvidar.

Ellos defendían que en el club de lectura online hay más libertad para expresar tu opinión aunque también tenía un handicap: debías aprender a condensar tu opinión y tus reflexiones en unas cuantas líneas. Si no, defendían, terminaban por “aburriendo” y pasando a otra opinión.

Literatura e ilustración

Festival ÑDespués de la interesante charla sobre clubs de lectura, fuimos al triálogo de Miguel Brieva, Sara Morante y Paula Bonet. Fue una actividad muy interesante porque Miguel Brieva leyó fragmentos escritos por él mientras que las ilustradoras le acompañaban dibujando. Primero fue Paula Bonet y después Sara Morante, ambas plasmando sus estilos y sentimientos a una velocidad de vértigo. Me gustó especialmente por la originalidad, además de poder ver en ‘directo’ a Paula Bonet, una de mis ilustradoras favoritas, y conocer a Natalia. De la cual, creo que puedo decir bien claro que me declaro fan tras revisar su trabajo.

 Los ‘peros’ del Festival Ñ

La experiencia me encantó. Me lo pasé genial y disfruté mucho de poder pasear por las salas del Círculo de Bellas Artes. Sin embargo, me faltó algo. Creo que estaba orientado a un público muy concreto, lo que dificultaba que – por ejemplo- hubiera gente joven disfrutando del festival. Me faltó presencia juvenil e infantil en los talleres, quizá señalización de las salas y charlas, y más variedad.

En la charla del club de lectura resaltaron una de sus mayores preocupaciones: atraer público joven a la literatura. Y estoy de acuerdo con ello. Sin embargo, no podía evitar pensar en la cantidad de adolescentes que pisaron el mes de junio la Feria del Libro de Madrid. Es cierto que este festival va dirigido a otro público, pero me encantaría que tuvieran un hueco aquí también. Que los más jóvenes pudieran conocer el amplio catálogo de las editoriales independientes y concebir la literatura de distintas formas.

Sin duda, creo que el año que viene repetiré. Pese a lo anterior que he comentado, fue una gran experiencia y me hubiera gustado mucho poder repetir también el sábado. ¿Vosotros/as habéis ido alguna vez? ¿Hay eventos similares en vuestra ciudad?

Festival Eñe: ¿Qué significa ser lector?
¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Puntúalo!
Previous Post Next Post

Puede que también te guste

A %d blogueros les gusta esto: